La Creación

Y primero la Vida despertó, y dijo: "He aquí el lugar donde he de crear". Y al volver el rostro observó a su hermano, la Muerte. Y él le respondió: "Pero todo lo creado ha de tener un final"

21 de septiembre de 2011

Los Nareltha (Prólogo de Sangre de Hermanos)

Lo prometido es deuda, aquí os traemos un pequeño trocito (que a su vez servirá de prólogo para el libro) para que conozcáis algo más al pueblo en el que se centrarán las historias de "Sangre de Hermanos". Lo traemos tal cual como lo hemos transcrito de uno de los libros que hay actualmente en la biblioteca de la Academia de Aleneltê. Esta biblioteca es un auténtico tesoro de historias y leyendas fantásticas. ¡Nos pasaríamos horas leyendo en sus libros! Pero al menos os hemos podido traer este extracto para que conozcáis algo más a los Nareltha. Espero que os guste, porque nosotros guardamos estos fragmentos como si un pedacito de nosotros fuera. ¡Disfrutadlo!

© Susana Ocariz y Sergio Sánchez Azor (Reservados todos los derechos).


PRÓLOGO. LOS NARELTHA.

Academia de Aleneltê, Elerthe, año 1412 OM


El tiempo ha borrado el recuerdo de cómo llegamos a las tierras de Elerthe, en el norte del continente de Aranorth. Pues hace más de mil años que Aleneltê se erige bajo el resguardo de Angennel, las Montañas Blancas y ya, en el momento de su fundación, habían pasado muchos años desde la caída de nuestra primera ciudad, Tualema. Y aún más desde que emprendimos el camino desde el legendario valle Heimni buscando siempre una tierra, y un hogar que nos fuera propio, hacia el este, hacia donde el sol nacía.
Fuimos parte de los segundos nacidos. Pero nos alejamos del lugar que nos vio despertar. No sin temor, tampoco sin vergüenza. Sólo Eda se apiadó de nosotros en nuestro largo éxodo y nos dio un preciado Don, estar íntimamente unidos a la naturaleza que ella creó: los ennar. Eso aún lo recordamos porque los ennar son los que ahora nos acompañan, los que ahora nos hacen sentir lo que somos. Un espíritu de la naturaleza habita ahora en el corazón de cada uno de nosotros, formando un solo ser. El pueblo del don. Esos somos nosotros. Los nareltha. El pueblo del equilibrio entre la vida y la muerte. El pueblo al que se le entregó las dos Espadas de Eda.
La semilla de la división ha germinado en nosotros y ahora el Equilibrio es más inestable que nunca. El mismo don que Eda nos otorgó pronto se ha convertido en una maldición. A unos los unió al espíritu ennar de un animal, y son los narelântar, los hijos de la muerte. Los otros, los que recibimos el espíritu ennar de un árbol del bosque, somos los llamados elthalântar, los hijos de la vida. Y así había de ser, pues tal es el don del Equilibrio, vida y muerte unidas en un mismo pueblo, así como los primeros hermanos: Eda, la diosa de la vida, y Ades, el dios de la muerte. Pero esto ha provocado la escisión de los nareltha.
Nuestro pueblo y nuestra sociedad están rasgados, divididos. Aquellos que celebran la vida no entienden la celebración de la muerte, y aquellos que honran la muerte han perdido interés en la celebración de la vida. Somos dos clanes enfrentados entre sí, intentando diferenciarnos, celosos de nuestros propios rituales. Y tras largos milenios de luchas de poder, nos hemos distanciado cada vez más y hemos visto acrecentarse el rencor y desprecio al otro. 
Nuestras ramas más fuertes han soportado vendavales. Nuestras garras más afiladas han atravesado tormentas, granizos e intensos estiajes. Pero aun las ramas pueden resquebrajarse, y aun las garras no pueden defenderse de todo lo que pueda sobrevenir.
¡Oh, Eda, apiádate de tu pueblo… que tu excelso Don pueda alumbrarnos en estos días de oscuridad!
                           


(Escrito por Altheon, Gran Maestre de la Academia)



5 comentarios:

  1. genial, genial, desde la frase de inicio hasta el último punto!! Ni siquiera vuestro fantástico relato del génesis me puso la piel de gallina como lo que acabo de leer. Incluso a pesar del estilo de letra que habéis elegido, tan difícil de leer.
    Ah, gran día aquél en el que os decidisteis a crear este blog!!!

    ResponderEliminar
  2. Bea, muchísimas gracias. No sabes lo que esas palabras nos ayudan y nos ánima un montón. Nos está resultando de mucha ayuda tu apoyo y si dices que lo que hemos presentado aquí te ha puesto la piel de gallina es un logro. ¡Gracias!

    Pronto esperamos poner más!

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado el trozo que habeis puesto ademas lo teneis todo al detalle, dan ganas de seguir leyendo y la letra genial, acorde al estilo de la historia. Ojala lo termineis porque creo que merece la pena.

    Un nuevo seguidor ;)

    ResponderEliminar
  4. Se nota que vuestra historia está muy currada, por los datos que aportáis. Ya he leído la mitad del primer capítulo también. Cuando lo termine quizás ponga un comentario en él.

    ResponderEliminar
  5. ¡Gracias! Sinos dejas el comentario nos gustará saber tu opinión y sensaciones.

    ResponderEliminar

Translate